Presidente subrayó que un país serio debe tener una profunda institucionalidad democrática

Institucionalidad democrática

El presidente Tabaré Vázquez mantuvo dos encuentros con los gremios agropecuarios. En el primer encuentro, el lunes 15 de enero, consultó a los delegados reunidos por los productores autoconvocados, pero no se conocía organización, referentes o contactos. “Tenía a las agremiaciones rurales, algunas con más de cien años, toda una institucionalidad en el país, les dije que el país, para ser serio y responsable, tiene que tener una profunda institucionalidad democrática, pero lo otro era un caos (que no es una mala palabra, el universo al principio era un caos); a eso me refería”.

“Después del 23 de enero –prosiguió el presidente– se me hizo saber por ellos que tenían una mesa representativa, 150 delegados de distintas partes del país y que habían nominado a cinco representantes para traer una propuesta. Entonces ahí ya hay una organización. Por tanto, organizado de esta manera, no hay ningún inconveniente y los he invitado a participar de esta mesa de diálogo”, en referencia al espacio de intercambio con las gremiales del agro.

Aclaró que “no es cierto que yo los excluí como dijeron algunos medios de comunicación, quizás no muy bien informados. No sabían esto que estoy relatando y tienen derecho a suponer lo que les parezca que quieren suponer, tienen toda la libertad. Mi convocatoria se basó en los elementos que acabo de decir”.

“Ellos ya me adelantaron en la reunión del viernes 26 que si se instala una mesa ellos van a participar y bienvenidos sean”, expresó el mandatario. “Vi con el respeto y la tolerancia con la cual trataron los temas”, añadió en la conferencia de prensa del 29 de enero, posterior a la segunda reunión con las instituciones rurales.

“Dentro de la Ley todo, y dentro de la institucionalidad que tiene el país. Yo me pregunto: si el presidente no defiende la institucionalidad ¿quién la va a defender?”

Sobre el trabajo del Gobierno, Vázquez definió: “Es muy fácil gobernar en los acuerdos, pero también hay que gobernar en los disensos. ¿Cómo? Con prudencia del Gobierno, con templanza, fortaleza. Pero también con justicia: no podemos tratar de la misma manera lo diferente, separemos cada tema por su especificidad. Pero además, que prime siempre el interés general por el interés particular. Siempre en el marco de la Constitución y la Ley”.

La producción nacional está muy vinculada a la producción rural, pero la cultura uruguaya presenta aspectos a través del tiempo que sedimentando una división en la sociedad que se expresa en la confrontación campo/ciudad, explicitó el mandatario ante los periodistas convocados. Para el presidente, la dicotomía se debe superar superar con una cultura nueva que cambie de raíz este aspecto.

“Nos alimentamos de lo que produce nuestro campo, por suerte. Pero sin los servicios que la atiende, el campo tampoco tendría los beneficios que tiene, una serie de otras actividades como el servicio exterior o la electrificación rural; Uruguay es uno de los pocos países del mundo que tiene todo su territorio electrificado”, ejemplificó.

“No, no. El país es uno solo. Y todos juntos tenemos que trabajar para mejorar el futuro. El futuro se moldea desde el presente”.

Sobre la manifestación del 31 de enero propuesta por los productores autoconvocados, el presidente sostuvo que organizarla es su derecho y están en toda su libertad para hacerlo. Enfatizó el respeto y la tolerancia que mostraron el 23 de enero en la movilización que concluyó en Durazno.



  Audio de esta noticia:  

  Video de esta noticia: