Peñarol venció a Nacional 2-0 y se quedó con la copa Antel

Ganó el favorito

Peñarol fue muy superior en el primer tiempo, donde mereció algo más que el 1-0 que se llevó al descanso, y en el complemento supo esperar su momento para contragolpear y liquidar el pleito.

Los carboneros salieron con todo a marcar el favoritismo que tenían en la previa y a los 6' avisaron con un zurdazo de Fidel Martínez en el travesaño. Un minuto después se lo perdió Maxi Rodríguez, desnudando las falencias de un fondo tricolor que hizo agua.

Nacional tuvo menos la pelota y sólo inquietó a balón parado, como cuando a los 12' ejecutó un tiro libre Aguiar, peinó Barcia y definió desviado Guzmán Corujo. Luego fue todo fricción en la primera etapa, pero de juego muy poco.

Tras una sucesión de tarjetas amarillas de los dos lados cayó el 1-0 a los 32'. Zunino bajó a Fidel Martínez entrando al área, Cristian Rodríguez ejecutó el tiro libre con potencia, Conde tapó como pudo y Formiliano en posición lícita capitalizó el rebote para abrir el score con toque corto.

Apenas cuatro minutos después fue expulsado Carlos de Pena en Nacional por dos amonestaciones bien decretadas. Más tarde, en el epílogo del primer tiempo, Jonathan Fuentes expulsó a Ramón Arias en Peñarol, a instancias del asistente Santiago Fernández, por un leve contacto con Sebastián Fernández que el delantero albo exageró.

Nacional se reordenó para el segundo tiempo con Arismendi bajando a la zaga y dejó a tres en el fondo, mientras que Peñarol mandó al campo a Maldonado en lugar de Maxi Rodríguez para esperar con un 4-4-1. Por momentos se metió demasiado atrás el conjunto de Leo Ramos ante un rival por momentos inoperante.

El equipo del Cacique Medina sólo generó peligro con jugadas a balón parado y en una diagonal de Viudez, que se metió de derecha a izquierda y sacó un zurdazo apenas alto. El resto hizo poco y nada.

Peñarol esperó su momento para contragolpear y lo hizo por primera vez a los 76' para liquidar el pleito de la mano de dos que entraron en el complemento. El joven Rodrigo Piñeiro condujo el avance y descargó para Gabriel Fernández, quien selló el resultado con un gran derechazo rasante y potente.

En los descuentos, el aurinegro pudo haber anotado el 3-0 con un zurdazo de Lucas Hernández, y Polenta cometió una falta descalificadora sobre Corujo, para terminar con tarjeta roja.



  Audio de esta noticia:  

  Video de esta noticia: