Esta vez no hubo remontada épica

Juventus despidió al Barcelona

Barcelona no pudo concretar una nueva remontada y sus sueños de Champions League se esfumaron. Lejos de la tibieza del timorato PSG, Juventus se plantó en el Camp Nou como un equipo de hombres y se animó a presionar arriba por momentos, generando situaciones de gol y manteniendo siempre en vilo a la retaguardia culé. La posibilidad del contragolpe siempre estuvo latente y la defensa tana nunca se desordenó.

Higuaín tuvo sus posibilidades de liquidar la serie temprano, pero falló en el primer tiempo errándole al arco. Del otro lado, el conjunto culé dependió demasiado de Neymar y extrañó a un desaparecido Messi. Más allá de la tenencia de pelota constante y del posicionamiento en campo rival, le faltó generación al elenco de Luis Enrique, que dentro de ese panorama casi no pudo abastecer a Luis Suárez.

Messi le erró al arco a los 19’ en la más clara de todo el primer tiempo, y en el segundo tuvo un zurdazo que salió ancho tras la única falla de Buffon al salir a buscar un centro. También dispuso de un tiro libre de frente al arco pero el balón se fue por arriba. Jugó en modo selección argentina el 10 culé, y sus compañeros tampoco lo ayudaron.

Suárez se dedicó a protestar y a luchar con los férreos zagueros italianos casi siempre de espalda, y la habilidad de Neymar se fue transformando en fastidio en la etapa complementaria. Ese dominio que hacía que el Barcelona merodeara el área rival desde el comienzo nunca fue más que un tibio toqueteo de pelota sin peso en los metros finales. Cayó en el embudo propuesto por la Juve y nunca pudo desatar esa perfecta telaraña.

El campeón italiano bancó el partido en base al orden defensivo, liderado desde el fondo por los implacables Bonucci y Chiellini, y tuvo momentos de oxígeno a partir de las corridas del incansable Cuadrado. El colombiano realizó un gran desgaste por el carril derecho y llegó a posiciones de gol en más de una oportunidad, pero falló en la definición.

Ni con Piqué volcado arriba buscando el gol heroico pudo abrir el score Barcelona. Pensó en el tercero antes de meter el primero y se topó con una defensa que lleva 531 minutos con el arco invicto. El equipo del estratega Massimiliano Allegri se tomó su revancha de la final de hace dos años y avisó que está para tumbar a cualquiera.



  Audio de esta noticia:  

  Video de esta noticia: