• Por
  • Categoría Regional
  • Fecha 2020-01-22

Política de tránsito

“Ahora existe una política de tránsito; no se mira a quién se le aplica una sanción”
El secretario general en ejercicio, Federico Álvarez Petraglia, salió al cruce a las edilas departamentales Gabriela Gómez y Guadalupe Caballero, en el tema de los montos recibidos por concepto de multas de tránsito en la Administración Bentos y en la actual. “Ahora existe una política de tránsito, que ha venido acompañada de una fiscalización acorde, donde no se mira a quién se le aplica una sanción, habiendo en este período eliminado todas las prácticas corruptas instaladas por el gobierno anterior”, dijo. “Sería realmente positivo que las legisladoras departamentales en cuestión no siguieran ocultando los hechos y mintiendo a la gente como hasta ahora y sería bueno que contaran todo lo que ha pasado, cuál fue la situación en que recibimos la gestión y en qué situación nos encontramos hoy porque, como siempre se dice, una verdad a medias termina siendo una mentira”, agregó. Opinó que las edilas del Partido Nacional “deberían, en primer lugar tomar como base datos reales y no partir de datos falsos, ya que, por ejemplo, los importes recaudados por la anterior Administración durante los años 2014 y 2015 duplican las cifras manejadas por las legisladoras departamentales, pues en 2014 en realidad se recaudaron 11.700.000 pesos y en 2015 13.200.000”. “Tenemos que prestar especial atención en cuanto a qué es lo que se compara; como bien dice el dicho popular no se puede comparar peras con manzanas”, dijo y jocosamente expresó entonces que “la 'dupla fantástica' hace eso, compara dos gestiones radicalmente distintas. Una, la de Bentos, donde no existió una política dirigida al tránsito en sus cinco años. Lo que existió fue la ausencia absoluta y deliberada del Estado, donde todos hacían lo que querían en las calles de Paysandú, llevando esto a que por primera vez en la historia existían lugares céntricos de la ciudad en los que se prohibió el tránsito (plaza Artigas los fines de semana) como 'solución' ante la falta de respuesta por la Administración”. “Hay que recordar --aunque de pronto a algunas le aparece amnesia-- que en la administración Bentos se llevó adelante una sostenida política de quita de multas como instrumento de compra de voluntades, por simple amiguismo, amén de las maniobras fraudulentas que comenzaron allí, con cuantiosas pérdidas para el erario público, que no se tienen en cuenta en la nota de referencia”, expresó el secretario general. “Cuando ingresó este gobierno se comprobó lo que se veía en las calles de Paysandú, que el tránsito era uno de los asuntos más graves a solucionar, porque se venía de cinco años donde todo valía para evadir la Ordenanza” por lo que “le correspondió a la Administración Caraballo llevar a la Justicia Penal tantas irregularidades, fehacientemente comprobadas y procediéndose a destituir a todos los empleados involucrados”.
Fuente: El Telégrafo.com