• Por
  • Categoría Regional
  • Fecha 2019-11-29

Hace cinco meses que Amparo Fernández “no volvió a su casa”

No dejamos de buscarte. No dejamos de esperarte. Verdad y justicia”.
“No volvió”, dicen los tíos y compañeras de trabajo de Amparo Fernández que --desde hace cinco meses-- viven la angustia de no saber qué ocurrió con la sanducera; al igual que sus padres, hermanos e hijos. Si bien creen, aunque con dolor, que la mujer de 36 años fue asesinada por su amigo, el hecho que no haya aparecido el cuerpo les suma más horas de cansancio y corazones desquebrajados. Amparo, madre de una adolescente y dos varones, y enfermera de ASSE, desapareció el sábado 29 de junio en la localidad de Sarandí Grande, Florida, hacia donde había viajado para encontrarse con un amigo, L.A.D.V., quien en principio confesó haber arrojado su cuerpo al río Yí, tras sufrir un supuesto accidente en el que la mujer perdió la vida. El hombre fue imputado por femicidio el viernes 5 de julio y enviado a prisión preventiva por 180 días, ya que la fiscal Alicia Gómez entendió que había elementos probatorios suficientes para inculparlo, pese a la ausencia del cadáver. Desde entonces, cumple la medida cautelar en la Unidad 4 del Instituto Nacional de Rehabilitación, conocida como el ex Comcar. En tanto, el pasado 22 de setiembre fue ordenada la reconstrucción del caso, y en esa ocasión el presunto homicida fue trasladado hacia la estancia donde trabajaba y donde había pasado el fin de semana con la sanducera. Al estar en presencia de la jueza y la fiscal, L.A.D.V. declaró que nada de lo manifestado anteriormente era verdad y que Amparo fue secuestrada por cuatro “matones” que les interceptaron el paso cuando la llevaba a tomar un ómnibus que la traería de regreso a Paysandú. Asimismo, el hombre indicó que sus primeras declaraciones fueron motivadas por el miedo a las represalias de los hombres que supuestamente se llevaron a Amparo, que lo amenazaron con atentar contra su hermana y sobrinos en caso de ser delatados. Las declaraciones del excasero de la estancia Don Daniel fueron suficientes para que la reconstrucción pactada por Fiscalía, en coordinación con Jefatura de Florida, fuera suspendida.
Fuente: El Telégrafo.com